||  HOME   ||   AGENDA  ||   4CREC   ||

18 de octubre de 2013

RESEÑA - "I Dream of Wires - Hardcore Edition"

por Nicolás Dinapoli Fariña


Anoche vi el documental "I Dream of Wires - Hardcore Edition". 
IDOW, por su sigla en Inglés, es un largometraje que "explora la historia, caída y resurgimiento de la máxima máquina musical, el Sintetizador Modular". Cuatro horas de ruiditos y caos controlado. 

Primero, vamos con la parte técnica: el estilo es claramente un clásico documental, con tomas limpias - aunque estando en HD se ve hasta la mugre en las perillas - mezclado por momentos con paisajes urbanos, que nos recuerdan que estamos hablando de tecnología. Lamentablemente no tiene subtítulos (ni siquiera en inglés) y por momentos el audio de las entrevistas suena saturado y poco claro. 

Resumen: el documental está dividido en dos partes, la primera siendo la historia de los sintetizadores modulares, subdividida en 15 capítulos, desde su origen más remoto, en forma de computadoras análogas (que es lo que son en realidad), hasta la popularización del Moog Modular, gracias a Wendy Carlos y su infame "Switched on Bach" y el Buchla serie 100 del San Francisco Tape Music Center (con el panel rojo con LSD y todo) y "Silver Apples of the Moon" de Morton Subotnick y su (causa y?) efecto en la contracultura californiana.
Un detalle novedoso para mi fue saber que la resonancia del VCF de Moog fue algo que se le ocurrió cuando el prototipo ya estaba terminado. De hecho, está anotado en la PCB, una nota del mismísimo Robert Moog que dice "resonancia variable".

De eso, pasa a detallar la llegada al mercado de marcas y productos más accesibles, como los EMS, ARP 2600 y los Roland más tarde. A continuación, explica como "cae en desgracia" a principios de los 80. Fea esta parte. 

La segunda parte, que consta de 16 capítulos, está planteada como la aventura del descubrimiento de los modulares, por parte de Jason Amm (Solvent; productor de este documental) y nos muestra cómo desde principios de los 90' revive la movida de los modulares, entrevistando a usuarios como Gary Numan, Alessandro Cortini, Trent Reznor, Richard Devine, entre otros; a sus "promotores", como Andreas Schneider (Schneidersladen, donde se puede ver un Mochika XL, de Atomosynth) y a sus fabricantes (gente que en su juventud no podía pagar uno "de verdad"), como Doepfer, MakeNoise, Intellijel, ModCan, Moon, DotCom, y un largo etcétera. 
Muestra las pasiones de los usuarios de estas máquinas dando ejemplos de su uso en la actualidad, incluso en vivo, pero centrándose en "puristas" que no quieren ver una PC ni de lejos. 
Con apariciones breves e intercaladas, nos muestran además la historia de Lori Napoleon, que está construyendo su propio sinte modular basándose en un switch telefónico antiguo, como tesis de su carrera universitaria. 

La banda de sonido es muy buena -de Solvent en su mayoría- con ambientaciones de muchos de los entrevistados. El audio en este caso es muy bueno. 

Parece cierto -y algo paradójico- que "la máxima máquina musical" sea una computadora análoga, no?

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Nicolás Dinapoli Fariña es músico casi autodidacta, productor independiente, metido de cabeza en el DIY (construye sus propios instrtumentos electrónicos y administra el grupo de Facebook "Armado de Módulos de Sintetizador Analógico"), amante del cine y de la música en (casi) todas sus formas.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

1 comentario:

  1. Me siento parte del hecho. We already know why!

    ResponderEliminar